logo cocinas

diseno banner

experiencia banner

calidad banner

El nuevo etiquetado energético valorado positivamente por Whirpool

Whirlpool valora positivamente la entrada en vigor a nivel europeo, del nuevo etiquetado energético de los electrodomésticos. Para Whirlpool, la medida, al establecer objetivos de eficiencia energética más ambiciosos supone un nuevo impulso de cara al sector.

etiqueta energetica
En este sentido, la nueva etiqueta puede orientar la compra hacia los electrodomésticos más eficientes. Así, además de ampliar la información de las antiguas etiquetas, con una clasificación más clara, el nuevo etiquetado incluye un código QR para obtener información no comercial de la nueva base de datos de EPREL.

En la nueva etiqueta, las hasta ahora clases + (A+++, A++ y A+) se sustituyen por una escala de consumo de energía uniforme, y menos confusa, con letras, que va de la A a la G, manteniendo los siete colores ya existentes.

Cambios de los productos Whirlpool con el nuevo etiquetado

De esta manera, se da el caso de electrodomésticos que con el sistema antiguo aparecían en la parte alta de la clasificación y que, ahora, están en posiciones inferiores. Es el caso, por ejemplo, del lavavajillas de integración con Natural Dry y Power Clean, WIP 4O41 PLEG, uno de los más eficientes de la marca.

Este modelo ha pasado de ser A+++ a C, con la nueva clasificación. El producto, y por tanto su nivel de consumo, sigue siendo el mismo; pero recibe otra calificación en la nueva escala dado que se ha dado cabida a nuevos modelos aún más eficientes.

Lo mismo le sucede a la lavadora de integración FreshCare+ BI WMWG 91484E EU (en la imagen superior); anteriormente A+++, que pasa ahora a la categoría C. Asimismo, en la gama de frío, combis de la W Collection como el Dual NoFrost W9 931D IX, con un consumo energético excelente gracias a su compresor inverter, son calificados con una D en lugar de la anterior A+++.

Más sobre el nuevo etiquetado
Los lavavajillas, las lavadoras, las secadoras y los frigoríficos, incluyendo las vinotecas y los congeladores, son los primeros electrodomésticos que deben comercializarse con el nuevo etiquetado desde el 1 de marzo. Sin embargo, estos productos podrán venderse con la antigua etiqueta hasta el 30 de noviembre de 2021.

Por otro lado, en otras categorías, como hornos, secadoras y frigoríficos especializados, se incluirá la nueva etiqueta a partir de 2022. Hasta entonces seguirá vigente la antigua.