logo cocinas

diseno banner

experiencia banner

calidad banner

La gran mayoría de propietarios opta por cocinas blancas: se trata de una apuesta segura. Además, ante clientes indecisos, es mejor apuntar hacia una solución poco arriesgada.¿Por qué no pasan de moda las cocinas blancas modernas?

cocina blancaSobre todo, son más limpias que las cocinas oscuras y asociamos el blanco con la pulcritud, algo que en la cocina se valora especialmente. Además, el blanco es un color que no cansa visualmente y que no pasa de moda: es una apuesta segura.

La cocina es un elemento de gran importancia en una vivienda por valor económico y por importancia visual. Es comprensible que, ante una importante inversión económica, un cliente prefiera apostar por algo que no canse y perdure en el tiempo.

Tras la nueva tendencia de usar colores oscuros en cocinas, ¿puede que dejemos de ver tantas cocinas blancas modernas?

Creo que las cocinas blancas nunca pasarán de moda. Sucede también con las carpinterías lacadas –puertas, armarios, rodapiés. Posiblemente, aumentará el número de clientes que se atrevan con una cocina oscura, las tendencias siempre marcan pero estoy segura de que el blanco seguirá siendo el rey de la cocina.

¿Qué material que no puede faltar nunca en una cocina blanca moderna?

La madera, porque es muy importante aportar cierta calidez a una cocina blanca. Por ejemplo, funciona bien un pavimento de madera o que simule el efecto de la madera. Otro material que encaja en cocinas modernas es un porcelánico efecto piedra, que también crea un ambiente cálido en contraste con la frialdad del blanco. Si se quiere mantener el suelo blanco, una buena idea es poner la encimera en blanco y el entrepaño con un efecto madera o piedra.

¿Qué trucos deco son útiles para que una cocina blanca moderna se transforme en una cocina blanca moderna… única?

Aportar personalidad al mobiliario del office con taburetes tapizados en diferentes tejidos o alguna pieza de diseño especial, muebles con personalidad propia. No debemos temer integrar piezas de estilo antiguo, envejecido o clásico en una cocina moderna: son precisamente esos atrevimientos los que generan la calidez y diferenciación.

Las lámparas decorativas deben decir algo, tener personalidad propia.

Los tiradores son un elemento decorativo importante. Las cocinas sin tiradores son más modernas que las que lo tienen. En el estudio solemos apostar por tiradores lacados en blanco que se funden con las puertas de la cocina.

Combinar dos diseños de puerta es una buena idea. Para los muebles altos podemos optar por una puerta más clásica enmarcada. Esto genera un equilibrio de estilos para que la cocina no quede ni muy moderna ni muy clásica; además es algo poco visto.

El papel pintado funciona muy bien en las cocinas y especialmente el que tiene un efecto textil. ¡Es increíble cómo viste! Puedes optar por él en aquellas zonas menos vulnerables; no temas optar por un color potente que marque y diferencie zonas.

Las cortinas tipo veneciana quedan estupendamente en cocinas blancas modernas. Puedes entonar o contrastar las cintas de las mismas para aportar un toque decorativo diferenciado.

¿Por qué no integrar algún cuadro envejecido, jarrones, libros o alguna lámina o foto que aporte personalidad? Triunfan las cocinas que cuentan historias y abrazan a sus propietarios, para ello el estilismo y esos pequeños detalles son vitales.

Fuente: Houzz